10 formas creativas de presentar las verduras para que los niños las coman sin protestar

26.05.2023
  1. Pinchos de verduras: Ensarta diferentes verduras en palitos de brocheta para hacer divertidos pinchos coloridos. Puedes incluir tomates cherry, pepinos, zanahorias en miniatura y trozos de pimientos.

  2. Chips de verduras: Corta las verduras en rodajas finas o en tiras y hornéalas hasta que sean crujientes. Puedes hacer chips de zanahoria, remolacha, calabacín o kale. A los niños les encantará la textura crujiente.

  3. Espiralizador de verduras: Utiliza un espiralizador para hacer espaguetis de calabaza o zanahoria. Puedes mezclarlos con su salsa favorita o incluso con pasta convencional para una versión más saludable.

  4. Pizza de verduras: Prepara una pizza casera y agrega una variedad de verduras como champiñones, pimientos, espinacas y tomates cherry. Deja que los niños ayuden a decorarla y luego hornéala hasta que el queso se derrita.

  5. Hamburguesas de verduras: Haz hamburguesas vegetarianas utilizando una mezcla de verduras ralladas y legumbres. Puedes agregar zanahoria, calabacín, brócoli o espinacas para hacerlas más sabrosas.

  6. Puré de verduras en forma de patatas: Cocina y tritura diferentes verduras, como zanahorias, guisantes o calabaza, y dales forma de patatas con ayuda de una cuchara o molde. Los niños disfrutarán comiendo "patatas" de colores.

  7. Batidos verdes: Prepara batidos saludables mezclando verduras de hoja verde, como espinacas o kale, con frutas dulces como plátanos o mangos. Los colores llamativos y el sabor dulce ayudan a ocultar el sabor de las verduras.

  8. Ensaladas divertidas: Crea ensaladas coloridas y atractivas utilizando una variedad de verduras. Puedes usar cortadores de galletas en formas divertidas para cortar las verduras y agregar ingredientes adicionales como nueces, queso o frutas.

  9. Rollitos de verduras: Envuelve verduras crujientes, como zanahorias, pepinos y pimientos, en tortillas de trigo integral o hojas de lechuga. añada una salsa sabrosa para que los niños las disfruten aún más.

  10. Pintura de verduras: Utiliza purés de verduras de diferentes colores (zanahoria, remolacha, espinacas) y deja que los niños "pinten" sus platos con ellos. Pueden dibujar caras felices, formas o cualquier cosa que deseen antes de comer las verduras.