¿Cómo hacer que los niños prueben alimentos nuevos y diferentes a pesar de su falta de apetito?

01.06.2023

Fomentar que los niños prueben alimentos nuevos y diferentes pueden ser un desafío, especialmente si tienen una falta de apetito. Aquí tienes algunas estrategias que podrían ayudarte:


Establece un ejemplo positivo: Los niños son más propensos a probar alimentos nuevos si te ven a ti, como adulto, disfrutando de una variedad de comidas. Muestra entusiasmo por probar cosas nuevas y comparte tus experiencias positivas con ellos.


Haz que la comida sea divertida: Prepara platos coloridos y atractivos visualmente. Utilice moldes de formas divertidas para darles un toque creativo a las comidas. También puedes involucrar a tus hijos en la preparación de la comida, permitiéndoles participar en la elección de ingredientes o en la decoración de los platos.


Introduce gradualmente nuevos alimentos: En lugar de presentar de golpe una gran variedad de alimentos nuevos, comienza con pequeños cambios. Introduce un nuevo alimento a la vez y ofrécelo junto con alimentos que ya les gusten. Esto les permitirá familiarizarse con nuevos sabores sin sentirse abrumados.

Haz degustaciones o catas: Organiza sesiones de degustación en las que puedan probar diferentes alimentos en pequeñas porciones. Puedes hacerlo de forma lúdica, como una "cata de frutas" o una "exploración de verduras". Anima a tus hijos a describir los sabores y texturas que experimentan.


Pueden tener opciones: Asegúrese de tener disponibles alimentos saludables y variados en casa. Limita la presencia de alimentos poco saludables y snacks altos en azúcar para que tus hijos no los prefieran constantemente. Cuando tengan hambre, es más probable que prueben alimentos nuevos si solo tienen opciones saludables disponibles.


Haz que participen en la cocina: Invita a tus hijos a participar en la preparación de comidas. Pueden ayudar a lavar los ingredientes, mezclar ingredientes o incluso cortar frutas y verduras suaves con supervisión. Cuando los niños están involucrados en la cocina, se sienten más motivados para probar los resultados de su trabajo.


Sé paciente y persistente: Cambiar los hábitos alimenticios lleva tiempo. Es posible que tus hijos rechacen un nuevo alimento en un principio, pero eso no significa que nunca lo vayan a probar. Sigue ofreciendo alimentos diferentes de manera constante y sin forzarlos. Puede tomar varios intentos antes de aceptar probar algo nuevo.


Recuerda que es importante respetar las preferencias individuales de tus hijos y no presionarlos demasiado. Fomentar una actitud positiva hacia los alimentos y crear un ambiente de exploración y diversión en torno a la comida puede ayudar a los niños a desarrollar una mayor disposición a probar cosas nuevas.